de 1 a 2 años
  • Caras divertidas

    Caras divertidas

    Haz un juego divertido frente a un espejo. Pide a tu hijo o hija que haga una cara divertida y luego imítala. Después cambia y pide que imite tu cara. ¡La diversión que pueden tener juntos es ilimitada!.

    La ciencia tras de la acción:

    Turnarse para imitar lo que hace el otro le ayuda a tu hijo o hija a prac- ticar cómo prestar atención a tu cara para poder copiarla. Esto le ayuda a concentrarse y enfocarse, habilidades importantes cuando se trata de aprender y resolver problemas.