1 a 2 años
Caras divertidas

Haz un juego divertido frente a un espejo. Pide a tu hijo o hija que haga una cara divertida y luego imítala. Después cambia y pide que imite tu cara. ¡La diversión que pueden tener juntos es ilimitada!

Turnarse para imitar lo que hace el otro le ayuda a tu hijo o hija a practicar cómo prestar atención a tu cara para poder copiarla. Esto le ayuda a concentrarse y enfocarse, habilidades importantes cuando se trata de aprender y resolver problemas.

Este sitio utiliza cookies para ayudarnos a mejorar tu experiencia cada vez que lo visites. Al continuar navegando en él, estarás aceptando su uso. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador. Ver más