Un programa de:

VER MÁS

NOTICIAS Información, tips y consejos para estimular a tu bebé
2 a 3 años
Combatan el estrés de estos días: ¡jugando!

Los pequeños de esta edad no comprenden la situación que estamos atravesando, pero sí sienten los cambios que se han manifestado en sus hogares a raíz del confinamiento por COVID-19.

Tal vez has notado que tu hijo, en estos días de confinamiento está un poco más rebelde o inquieto que de costumbre. Si ya acudía a la guardería o al kínder, también es muy probable que te mencione a sus compañeros y maestros, incluso habrá algunos niños que expresen claramente sus deseos por ir a la escuela, salir a jugar o ir al parque; y es que, aunque aún son muy pequeños, también están resintiendo este cambio de dinámica. De repente, ya no pueden salir como lo hacían antes.

Aunque no lo sepan expresar, los niños pueden sentirse abrumados, incluso angustiados por el confinamiento, tal y como lo explica la Secretaría de Salud y Save the Children: “los niños y niñas tienen mucho menos espacio para moverse. Sin embargo, es necesario que sigan haciéndolo. En una situación como esta, es posible que haya cambios en el comportamiento habitual de nuestros hijos e hijas. No te preocupes. Lo importante es transmitirles la seguridad y cuidado que necesitan”.

¡El juego es la mejor opción!

Y para ayudarlos a calmar esa ansiedad, el juego es el mejor aliado. Gracias al juego se puede aliviar la tensión, tanto de los niños como de los padres, además de que es el perfecto espacio para abordar temas difíciles. Sigue los siguientes consejos que te recomendamos para que tú y tus hijos se diviertan y se relajen mientras juegan.

  1. Haz un espacio: Hazle saber a tu hijo es ¡hora de jugar! Asegúrate de alejar las distracciones, como el teléfono. Es un momento solo para ti y tu hijo.
  2. Deja que tu hijo dirija: Sigue el ejemplo de tu pequeño y déjalo que sea él quien decida lo que quieren hacer. Quizá quiera preparar comida para sus muñecos o hacer una carrera de autos.
  3. Ríanse mucho: La risa relaja los músculos, reduce las hormonas del estrés y libera endorfinas, conocidas como las hormonas encargadas de hacernos sentir bien, lo que reduce la presión arterial. Pon atención en lo que hace reír a tu hijo y trata de volverlo a hacer. Ambos se relajarán, tenlo por seguro.
  4. Dale el poder: Cuando los niños se sienten asustados, lo mejor es invertir los roles y darles el poder. Puedes sugerir jugar a las escondidillas y que cuando te encuentra, fingir que te asustas, esto ayudará a tu hijo a sentirse más poderoso y se olvidará del miedo.

Los beneficios del juego son muchos. De acuerdo con Jean Piaget, el juego forma parte de la inteligencia del niño, ya que representa la asimilación de la realidad. Así que debemos jugar con nuestros hijos y motivarlos a que lo sigan haciendo sin importar las circunstancias, como las actuales.

 

 

 


Empieza Temprano es un programa de
Fundación Televisa, dirigido a mamás, papás, familias y cuidadores para que desarrollen el potencial de sus hijos, mediante el Desarrollo Infantil Temprano.

Para más consejos:

 

LEER MÁS
1 a 2 años
COVID-19 y confinamiento ¡con niños! ¿Cómo superar la cuarentena?

En el equipo de Empieza Temprano sabemos que la emergencia sanitaria que nos ha tocado vivir ha cambiado por completo la dinámica de nuestras actividades; y con niños en casa, el reto ha sido aún mayor, es por ello, que a continuación te damos una guía para superar estos días. 

Luego de que el pasado 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud declarara la pandemia por COVID-19, el mundo hizo una pausa, y desde entonces miles de personas, incluidos los niños, han tenido que permanecer en sus hogares, lo que ha llevado a la necesidad de adaptarse a las circunstancias y crear nuevas estrategias para mantener la armonía en el hogar y la salud de la familia.

Muchos padres han tenido que convertir, incluso de forma improvisada, un espacio dentro de su hogar, para asentar su oficina y seguir trabajando, aunado a que los pequeños en edad escolar deben continuar con sus clases, pero ahora en línea. Y si tienes hijos pequeños, de seguro se ha vuelto todo un reto combinar todas tus actividades con su cuidado y atención.

¿Qué es COVID-19?

Para entender de mejor forma por qué debemos permanecer en confinamiento y solo salir para realizar las actividades esenciales como comprar alimentos, medicamentos, entre otros (con las debidas medidas sanitarias), recordemos que, de acuerdo con la OMS, el virus COVID-19 es una enfermedad infecciosa causada por el coronavirus recientemente descubierto.

¿Cómo se contagia?

Esta enfermedad se propaga principalmente de persona a persona a través de las pequeñas gotas que son expulsadas por la nariz o la boca, cuando una persona contagiada, tose, estornuda o habla. Por eso es tan importante mantenerse a por lo menos un metro de distancia de los demás. Lo que ahora conocemos como “la sana distancia”.

Para evitar el contagio, lo mejor, es permanecer en casa y si hay necesidad de salir, además de la distancia entre personas, no debemos tocarnos los ojos, nariz ni boca, lavarnos las manos con regularidad con agua y jabón y limpiar con un desinfectante las superficies.

Cuida a tus pequeños:

Como es difícil que los pequeños sigan estas recomendaciones, es preferible que ellos no salgan de sus hogares y si hay algún familiar contagiado, debe aislarse por completo. Aunque, de acuerdo con los datos que se tienen hasta el momento, lo menores de edad casi no presentan síntomas y se recuperan muy rápido, pero la mejor opción siempre será cuidarlos y no exponerlos.

Establece una rutina:

Ahora que debemos permanecer 24/7 en casa, las rutinas son tus mejores aliadas, ya que, gracias a ellas, los niños se sienten más tranquilos y seguros. Les ayuda a saber qué esperar cada día en estos momentos tan inciertos. Como parte de la rutina diaria, incluye espacios para cada quien. Tanto mamá como papá deben tener un momento en el que puedan estar solos y relajarse, tal vez 30 minutos sean suficientes, mientras el otro se hace cargo de los niños, y luego intercambian. Así recargarán energías para lo que sigue.

Romper las reglas también es válido:

Es posible que notes que tus pequeños están más inquietos que de costumbre, es normal, pues ellos aún no saben expresar bien sus emociones y quizá esa sea su forma de decirte lo difícil que les resulta este cambio. En lugar de establecer castigos o reglas más estrictas, haz una pausa para llenarlos de besos y abrazos, tu amor es el mejor calmante del mundo.

No te olvides de la diversión. Planea algo fuera de lo común, como una noche de pijamada, una tarde de juegos de mesa, tal vez una batalla con globos de agua en el patio o un campamento en la sala. Esta dosis de alegría les hará olvidarse de la situación y, por el contrario, en sus mentes quedarán grabados estos gratos momentos en familia.

 

 

 

Empieza Temprano es un programa de Fundación Televisa, dirigido a mamás, papás, familias y cuidadores para que desarrollen el potencial de sus hijos, mediante el Desarrollo Infantil Temprano.

Para más consejos:

LEER MÁS
0 a 1 año
Hitos de desarrollo al llegar al primer cumpleaños

No creerás lo rápido que crece tu bebé hasta que llega a su primer año de vida y echas un vistazo a lo que han sido los últimos meses, te sorprenderás de cómo ha evolucionado.

Tu pequeño pasó de apenas girar la cabeza y levantarla, a gatear, ponerse de pie, dar sus primeros pasos, caminar con soltura y hasta patear un balón. Y es que estos primeros 12 meses de vida son una etapa fundamental y de desarrollo acelerado. En Empieza Temprano te ayudamos a identificar estos maravillosos logros y a estimular su crecimiento.

Pero, no te desanimes si tu hijo aún no ha desarrollado ciertas habilidades, tampoco lo compares con otros pequeños de su edad; tal y como lo menciona la Asociación Española de Pediatría: “cada niño es único y su desarrollo puede tener un ritmo diferente”. Además, si tienes alguna duda, lo mejor es que lo consultes con el pediatra.

Pasos agigantados

A esta edad, el gateo ya está perfeccionado y lo hacen con esplendorosa rapidez; así que no te sorprendas si tu hijo empieza a dar sus primeros pasos, pero de repente se regresa al piso y gatea, es porque esta técnica ya la tiene dominada y le proporciona mayor seguridad. Poco a poco tu pequeño se mantendrá de pie sin ningún apoyo y dejará por completo el gateo, pues el mundo le parecerá más atractivo desde esta nueva perspectiva.

Cómo ayudarlo. Tus manos son su mayor soporte, así que tómalo de sus manitas y den unos pasitos. También puedes colocar tapetes de foamy para evitar golpes, ante las inevitables caídas, y así, ayudarás a que no se asuste y prefiera dejar de intentarlo. Motívalo a que camine con algún juguete de cuerda o de tracción, de tal manera que cuando lo coloques en el piso, avance y así, tu hijo quiera seguirlo.

Afinan el sentido de la distancia

Los niños de esta edad ya señalan los objetos que reconocen, como los animales o sus personajes favoritos, además de que también saben indicar los artículos que quieren que los adultos les pasen si se encuentran fuera de su alcance, sin duda su comunicación ha mejorado notablemente, ya expresan lo que quieren.

Cómo ayudarlo. Enséñale libros de cuentos en los que vengan animales o sus caricaturas favoritas y deja que él los mencione, si se traba con alguno, entonces ayúdale y dile de qué animal o personaje que trata, de esta forma, también estarás reforzando su lenguaje. Coloca sus peluches o juguetes en fila (pero en un lugar un poco más alto) y repite el ejercicio anterior, es decir, pídele a tu peque que los mencione, además de decir cómo se llaman, se esforzará por alcanzarlos.

Grandes exploradores

A esta edad se vuelven unos pequeños excursionistas con una insaciable curiosidad porque como ya caminan se pueden mover libremente, además de que se encuentran en un intenso periodo sensomotor, por lo que quieren descubrir a fondo todo lo que les rodea, tocan, sacuden, arrastran, abren, cierran, meten, sacan, arrojan, se esconden, en fin; las horas que están despiertos, las aprovechan al máximo.

Cómo ayudarlos. Es importante que refuerces la seguridad en tu hogar, pues tu pequeño querrá llegar hasta el lugar más recóndito para averiguar qué hay allí, por lo que es necesario poner seguros en los cajones y puertas en las que guardes objetos que puedan resultar peligrosos para él. Uno de sus lugares favoritos será la cocina, ya que las ollas, sartenes, cucharas y demás son muy atractivos. Te recomendamos que en los cajones o en las puertas que estén a su nivel coloques utensilios que sean inofensivos, sobro todo los de plástico, así cuando ande merodeando por esos lugares se divierta y aprenda sobre otros colores, formas y tamaños.

 

 

 

 

Empieza Temprano es un programa de Fundación Televisa, dirigido a mamás, papás, familias y cuidadores para que desarrollen el potencial de sus hijos, mediante el Desarrollo Infantil Temprano.

Para más consejos:

LEER MÁS
2 a 3 años
¿¡Malas palabras!? Cómo corregirlas

Ahora que su vocabulario ha aumentado, los niños descubren que hay ciertas palabras con las que los adultos reaccionan de inmediato, por lo que a ellos les resulta fascinante y las siguen diciendo.

Alrededor de los dos años de edad, tu hijo ya entiende la mayoría de las cosas que le dices, además de que su vocabulario ha ido creciendo; incluso, de seguro te ha sorprendido con oraciones de cuatro, cinco o hasta seis palabras, como: <<“¿mamá, dónde está el oso”?>>. Y es que, de acuerdo con la Academia Americana de Pediatría, a esta edad, la mayoría de los niños cuentan con un vocabulario de cincuenta palabras y entienden el concepto de <>, el cual se vuelve una constante, que es muy normal en esta etapa de desarrollo.

Pero recordemos, que los niños son como esponjitas y con unas antenitas muy alertas para captar todo lo que escuchan y reproducirlo en cualquier momento. Es por ello que debemos de prestar mucha atención a la forma en cómo los padres y adultos que rodean a los menores, se expresan, pues si ellos emplean “malas” palabras o groserías, es muy probable que los niños también lo hagan. En Empieza Temprano te entendemos y te da los siguientes consejos:

  1. Si escuchas que tu hijo dice alguna de estas “malas” palabras, no te alteres, ni lo regañes; a esta edad los niños no saben el significado de esas palabras, solo las está reproduciendo porque las escuchó en otra persona.
  2. Es, alrededor de los 6 años que los niños tienen una noción más clara de lo significa lo que dicen y hacen uso de las groserías para impresionar o llamar la atención. Aquí sí es necesario poner límites y corregir cuanto antes.
  3. Cuando son muy pequeños, solo utilizan las “malas” palabras porque les gusta la reacción que provocan en sus padres cuando éstos las escuchan, ya que ellos se guían por como suenan y por las reacciones que provocan.
  4. No reacciones a la primera. Como los niños aún no saben lo que dicen, si le escuchas una grosería, bastará con que hagas caso omiso y averigües dónde la escuchó para evitar que se repita.

*Si la vuelve a repetir es aconsejable aclararle: <<“eso no se dice”>> o <<“no vuelvas a decir eso”>>.

 

 

 

Empieza Temprano es un programa de Fundación Televisa, dirigido a mamás, papás, familias y cuidadores para que desarrollen el potencial de sus hijos, mediante el Desarrollo Infantil Temprano.

Para más consejos:

LEER MÁS
VIDEOS DE AYUDA
ETAPAS Estimula a tu bebé según su edad y alcance su máximo potencial
Este sitio utiliza cookies para ayudarnos a mejorar tu experiencia cada vez que lo visites. Al continuar navegando en él, estarás aceptando su uso. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador. Ver más