Un programa de:

VER MÁS

NOTICIAS Información, tips y consejos para estimular a tu bebé
2 a 3 años
Ayúdale a tu hijo a comprender el coronavirus

La pandemia aún continúa, y hasta que no haya un medicamento eficaz que combata la enfermedad o una vacuna que nos proteja, es primordial seguir tomando precauciones.

Aunque muchas personas ya han regresado a sus centros de trabajo y los comercios han comenzado a abrir paulatinamente, no hay que bajar la guardia contra el nuevo coronavirus, pues continúa propagándose, por lo que debemos seguir practicando las medidas de seguridad e higiene recomendadas por la Secretaría de Salud.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), en Estados Unidos, la mayoría de los niños que contraen el coronavirus no tienen síntomas graves ni se pone en peligro su vida, sin embargo, es posible que algunos pequeños presenten complicaciones, sobre todo aquellos inmunodeprimidos o con afectaciones médicas subyacentes.

De tal manera que, lo mejor es reducir las posibilidades de que tu familia contraiga el coronavirus, por lo que a continuación, te mostramos seis formas que te ayudarán a protegerlos.

1.- Practica el distanciamiento social

El COVID-19 es una enfermedad respiratoria. Las gotitas contaminadas con el virus que son expelidas a través de la tos o de los estornudos pueden viajar hasta dos metros de distancia y pueden infectar a las personas al entrar por los ojos, nariz o boca. Los recientes informes también sugieren que la transmisión por el aire puede ser posible a través de la respiración y la exhalación.

Además, hay que añadir que el COVID-19 puede ser asintomático, de ahí la importancia de practicar la distancia entre personas, al menos dos metros y evitar los lugares muy concurridos, donde las probabilidades de transmisión aumentan.

2.- Ten especial cuidado en los lugares públicos

Sabemos que es necesarios salir a hacer compras, como al supermercado o la farmacia. En este caso, evita acudir con tus pequeños, déjalos al cuidado de tu pareja o algún otro familiar, lo mejor es no exponerlos. Y cuando tú salgas, por ejemplo, puedes limpiar el carrito de compra con una toallita desinfectante y evitar el contacto directo con los cajeros.

3.- Usen cubrebocas

Si tienes que salir con tus hijos, por ejemplo, al pediatra o acudir a lugares públicos donde es difícil mantener la sana distancia, lo recomendable es usar una mascarilla de tela. También es importante usarla si tú o alguien de tu familia tiene síntomas o si algún miembro se encuentra en mayor riesgo de padecer un caso grave de COVID-19, como las personas mayores de 65 años o si se tiene un sistema inmunológico comprometido. Recuerda que el uso de estas mascarillas, no está recomendado en menores de dos años de edad.

4.- Desinfecta tu hogar

De acuerdo con diferentes estudios científicos, el coronavirus puede sobrevivir en el aire durante tres horas y en las superficies hasta tres días, dependiendo el material, por lo que es importante desinfectar las zonas de mayor uso en el hogar, por ejemplo, los lugares donde se colocan las bolsas de las compras, hay que limpiar y desinfectar para minimizar el riesgo de contraer el coronavirus.

5.- Enseña a tus hijos a no tocarse la cara

A los niños pequeños les puede resultar difícil no tocarse la cara, pero si los motivas a que no se toquen, reducirán las veces que lo hacen. También puedes mantener sus manitas ocupadas con juegos y con actividades que los distraigan, de igual manera, retirarles el cabello de la cara, con gel o con una liga, disminuirá el contacto.

6.- Lava las manos de tus hijos

La mejor manera de reducir las posibilidades de contraer COVID-19 es lavando las manos con agua y con jabón, durante 20 segundos. Asegúrate de que tus hijos tengan las manitas limpias antes de comer, cuando regresen a casa y antes de tocarse la cara. Si no es posible lavarse las manos, puedes aplicar gel desinfectante con al menos 60% de alcohol, pero evita su uso en menores de 18 meses de edad.

 

 

 

 

 

 

Empieza Temprano es un programa de Fundación Televisa, dirigido a mamás, papás, familias y cuidadores para que desarrollen el potencial de sus hijos, mediante el Desarrollo Infantil Temprano.

Para más consejos:

 

LEER MÁS
2 a 3 años
Establece límites para el uso de las pantallas durante el confinamiento

Los padres deben limitar a sus hijos, sobre todo los más pequeños, en el uso de las pantallas portátiles como tabletas, smartphones, entre otras, debido a que afectan su salud.

Cada vez es más común que los niños pequeños hagan uso de las pantallas, como tabletas, teléfonos móviles, consolas y computadoras portátiles lo que, sin duda, ha aumentado con el confinamiento derivado de la crisis sanitaria por COVID-19, ya que los hábitos de toda la familia han cambiado.

De acuerdo con datos de la UNICEF, el uso de estos dispositivos electrónicos por parte de los niños ha aumentado en más del 70%. Y según el estudio: “El impacto de las pantallas en la vida familiar durante el confinamiento”, realizado por la plataforma digital Empantallados y la consultora GAD3, tres de cada cuatro padres reconocen que las pantallas han sido una oportunidad para entretener a los hijos mientras ellos trabajan.

¿Menores usando pantallas?

  • Debemos evitar la exposición a las pantallas, a los niños menores de 18 meses de edad, así lo aclara la Asociación Americana de Pediatría (APP), pues según las investigaciones, por cada 30 minutos que el niño pasa con la pantalla portátil, aumenta el riesgo de que sufra retraso en el lenguaje expresivo.
  • En los niños de dos a cinco años, los padres debemos limitar el uso de los medios electrónicos entre 30 y 60 minutos al día, siempre que los contenidos sean de alta calidad, así lo recomienda la APP.

 

Consejos para evitar la hiperconectividad

Prioriza las actividades básicas. Todos los niños necesitan dormir las horas adecuadas, (entre 8 y 12 horas, dependiendo de su edad), alrededor de una hora de actividad física y realizar todas sus comidas, así que no permitas que el uso de los dispositivos móviles altere estas actividades.

Educa con el ejemplo. Los pequeños imitan los comportamientos de sus padres y de las personas que tienen a su alrededor así que, si notan que los mayores no actúan con mesura y autocontrol con los dispositivos, ellos tampoco lo harán.

Establece tiempo. La hora que tu hijo tenga permitido el uso de los dispositivos móviles no debe interferir con otras actividades, como la hora de comer en familia.

Establece lugares. Debe haber zonas libres de dispositivos, como por ejemplo las habitaciones. Tu hijo no debe dormir con aparatos electrónicos en su dormitorio (televisores, computadoras, teléfonos móviles, tabletas).

Para niños de 18 a 24 meses. Elige programas y aplicaciones de alta calidad para tu pequeño y véanlo juntos, de esta manera tu hijo aprenderá mejor. Evita dejarlo solo con estos dispositivos. Para los mayores de 2 años, restringe el uso de las pantallas a una hora o menos.

Si bien es cierto, las tecnologías han sido de gran ayuda durante la pandemia: “han resultado cruciales para facilitar la conexión entre personas físicamente distanciadas durante estos días de aislamiento”, UNICEF. Pero la hiperconectividad repercute en la salud: afecta la vista y favorece el insomnio, ya que se ha observado que los niños que pasan muchas horas al día frente a las pantallas, tienen alteraciones en el sueño.

 

 

 

 

 

 

 

 

Empieza Temprano es un programa de Fundación Televisa, dirigido a mamás, papás, familias y cuidadores para que desarrollen el potencial de sus hijos, mediante el Desarrollo Infantil Temprano.

Para más consejos:

 

 

 

 

 

 

LEER MÁS
0 a 1 año
Consejos para ir al pediatra durante la pandemia

Las visitas con el pediatra son muy importantes ya que, es el especialista indicado para orientarte sobre la salud de tu bebé y con quien puedes consultar cualquier duda que tengas acerca de su desarrollo y comportamiento.

No tengas miedo de llevar a tu hijo al pediatra por temor a que se contagie de COVID-19, la American Academy of Pediatrics recomienda llevar a los niños a que reciban atención médica ante cualquier enfermedad, lesión o dificultad que atente contra su salud.

Todos los médicos están tomando medidas adicionales para garantizar la seguridad de los pacientes cuando los visiten en el consultorio. En algunos, hay separación de horarios, para que los recién nacidos puedan recibir atención más temprano por la mañana, en otros, incluso hay una división física para atender a niños con alguna enfermedad y otro a espacio para pequeños saludables, que acuden para el chequeo de rutina.

Es conveniente que antes de la consulta, llames al pediatra para que acuerden el horario ideal para que atienda a tu hijo de acuerdo a sus necesidades, así como verificar las medidas que tanto tú como tu pequeño deben tomar antes y durante su visita al consultorio.

¿Cuándo ir con el pediatra?

  • Cuando tienes un recién nacido. De hecho, las visitas al pediatra deben ser más cortas entre una y otra, pues es necesario cerciorarse de que su crecimiento es saludable.
  • Cuando tu hijo ya rebasa el año de edad. En este caso las visitas son más espaciadas, pero no debes saltarte ninguna, ya que gracias a ellas confirmas el estado de salud de tu pequeño.
  • Cada que a tu hijo le toque alguna vacuna. Aunque estamos atravesando una pandemia, es importante que tu pequeño tenga completo el esquema de vacunación de acuerdo a su edad.
  • Cuando tu bebé se enferme o sufra alguna lesión. El médico debe revisarlo y en dado caso, recetarlo para evitar complicaciones.

Nuevas opciones

Muchos médicos están cambiando su forma de dar consulta debido a la actual emergencia sanitaria, por lo que puedes preguntarle a tu pediatra si es posible realizar una videollamada para aclarar las dudas que tengas respecto a la salud de tu bebé.

 

 

 

 

 

 

 

 

Empieza Temprano es un programa de Fundación Televisa, dirigido a mamás, papás, familias y cuidadores para que desarrollen el potencial de sus hijos, mediante el Desarrollo Infantil Temprano.

Para más consejos:

 

LEER MÁS
2 a 3 años
Mascarillas de tela para niños - cuándo y cómo usarlas

Los niños menores de dos años no deben usar mascarillas o cubrebocas, en ningún caso, pero si tu hijo rebasa esta edad, aquí te decimos en qué situaciones es conveniente su uso.

Como parte de las medidas de seguridad para evitar la transmisión del coronavirus y de la enfermedad que produce (COVID-19), la Secretaría de Salud ha recomendado el uso de las mascarillas que cubren la nariz y la boca para brindar protección, sobre todo en espacios en los que no es posible mantener la sana distancia, en los que hay personas enfermas o que no hay una ventilación adecuada.

¿Los niños deben usar mascarillas de tela? La mejor manera de proteger a la familia del COVID-19, es permaneciendo en casa y manteniendo la sana distancia, pero si tienes que llevar a tu hijo al pediatra o a la farmacia, sí es conveniente que tu pequeño utilice un cubreboca de tela que se ajuste al tamaño de su cara.

Cuando NO es necesario que los niños usen cubreboca

  • En la casa, siempre y cuando ninguna persona haya estado expuesta a la COVID-19.
  • En el exterior, siempre que sea posible que los niños mantengan una distancia de alrededor de dos metros entre personas y que los pequeños no toquen las superficies, porque ellos se llevan las manos a la cara y a la boca con mayor facilidad.

Evita que a tu pequeño le de miedo usar el cubrebocas

A algunos chiquitines les puede dar miedo usar estos artículos, pues no están familiarizados con ellos y pueden molestarles, por lo que te aconsejamos que, cuando se lo pongas lo lleves al espejo y le expliques, de acuerdo a su edad, por qué son necesarios.

  • Si tu hijo tiene entre dos y tres años, coméntale que esta mascarilla le ayudará a protegerse y a no enfermarse.
  • Si es mayor de tres años, ya puedes darle más explicaciones y decirle que hay unos gérmenes malos que nos enferman y que estas mascarillas nos ayudan a mantener alejados de nuestro organismo a esos bichos malignos. 

Cubrebocas divertidos

  • Ponle a tu hijo un cubrebocas de tela que tenga a sus personajes favoritos.
  • Muéstrale a tu pequeño imágenes de otros niños usando cubrebocas de tela.
  • Practiquen el uso de los cubrebocas en casa, para que cuando tengan que salir y usarlo, no le resulte incómodo.

Los niños imitan a sus padres y cuidadores, y si tú usas el cubrebocas, él también lo hará.

Uso correcto de las mascarillas de tela

  • Consigue la talla correcta de cubrebocas para tu hijo, de tal manera que se ajuste bien a su cara.
  • Los cubrebocas o mascarillas deben cubrir la nariz y la boca, así que, cuando se lo coloques a tu hijo, asegúrate de primero cubrir estas partes de la cara y luego estirar hasta llegar a una oreja y luego a la otra.
  • Recuerda que deben lavarse las manos antes y después de usar el cubrebocas.
  • Hay que evitar tocar el cubrebocas cuando ya esté colocado en la cara, para lo cual, tal vez sea necesario que se lo recuerdes a tu hijo constantemente.
  • Cuando regresen a casa, eviten tocar la parte delantera del cubrebocas y retírenlo de la parte posterior.
  • Lava las mascarillas de tela después de cada uso.

Mascarillas especiales

Para los niños que se consideran en mayor riesgo, que tienen un sistema inmune debilitado o que están enfermos (con fiebre, tos, congestión nasal, diarrea o vómito), es recomendable el uso de una mascarilla con filtro de protección como las mascarillas N95.

 

 

 

 

 

 

 

 

Empieza Temprano es un programa de Fundación Televisa, dirigido a mamás, papás, familias y cuidadores para que desarrollen el potencial de sus hijos, mediante el Desarrollo Infantil Temprano.

Para más consejos:

LEER MÁS
VIDEOS DE AYUDA
ETAPAS Estimula a tu bebé según su edad y alcance su máximo potencial
Este sitio utiliza cookies para ayudarnos a mejorar tu experiencia cada vez que lo visites. Al continuar navegando en él, estarás aceptando su uso. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador. Ver más