Combatan el estrés de estos días: ¡jugando! Por Empieza Temprano / 2020-05-20
2 a 3 años

Los pequeños de esta edad no comprenden la situación que estamos atravesando, pero sí sienten los cambios que se han manifestado en sus hogares a raíz del confinamiento por COVID-19.

Tal vez has notado que tu hijo, en estos días de confinamiento está un poco más rebelde o inquieto que de costumbre. Si ya acudía a la guardería o al kínder, también es muy probable que te mencione a sus compañeros y maestros, incluso habrá algunos niños que expresen claramente sus deseos por ir a la escuela, salir a jugar o ir al parque; y es que, aunque aún son muy pequeños, también están resintiendo este cambio de dinámica. De repente, ya no pueden salir como lo hacían antes.

Aunque no lo sepan expresar, los niños pueden sentirse abrumados, incluso angustiados por el confinamiento, tal y como lo explica la Secretaría de Salud y Save the Children: “los niños y niñas tienen mucho menos espacio para moverse. Sin embargo, es necesario que sigan haciéndolo. En una situación como esta, es posible que haya cambios en el comportamiento habitual de nuestros hijos e hijas. No te preocupes. Lo importante es transmitirles la seguridad y cuidado que necesitan”.

¡El juego es la mejor opción!

Y para ayudarlos a calmar esa ansiedad, el juego es el mejor aliado. Gracias al juego se puede aliviar la tensión, tanto de los niños como de los padres, además de que es el perfecto espacio para abordar temas difíciles. Sigue los siguientes consejos que te recomendamos para que tú y tus hijos se diviertan y se relajen mientras juegan.

  1. Haz un espacio: Hazle saber a tu hijo es ¡hora de jugar! Asegúrate de alejar las distracciones, como el teléfono. Es un momento solo para ti y tu hijo.
  2. Deja que tu hijo dirija: Sigue el ejemplo de tu pequeño y déjalo que sea él quien decida lo que quieren hacer. Quizá quiera preparar comida para sus muñecos o hacer una carrera de autos.
  3. Ríanse mucho: La risa relaja los músculos, reduce las hormonas del estrés y libera endorfinas, conocidas como las hormonas encargadas de hacernos sentir bien, lo que reduce la presión arterial. Pon atención en lo que hace reír a tu hijo y trata de volverlo a hacer. Ambos se relajarán, tenlo por seguro.
  4. Dale el poder: Cuando los niños se sienten asustados, lo mejor es invertir los roles y darles el poder. Puedes sugerir jugar a las escondidillas y que cuando te encuentra, fingir que te asustas, esto ayudará a tu hijo a sentirse más poderoso y se olvidará del miedo.

Los beneficios del juego son muchos. De acuerdo con Jean Piaget, el juego forma parte de la inteligencia del niño, ya que representa la asimilación de la realidad. Así que debemos jugar con nuestros hijos y motivarlos a que lo sigan haciendo sin importar las circunstancias, como las actuales.

 

 

 


Empieza Temprano es un programa de Fundación Televisa, dirigido a mamás, papás, familias y cuidadores para que desarrollen el potencial de sus hijos, mediante el Desarrollo Infantil Temprano.

Para más consejos:

 

Cerebro Salud Desarrollo Estimulación Mamá Ejercicios Papá
Publicada por: Empieza Temprano

x

Anterior
COVID-19 y confinamiento ¡con niños! ¿Cómo superar la cuarentena?
Este sitio utiliza cookies para ayudarnos a mejorar tu experiencia cada vez que lo visites. Al continuar navegando en él, estarás aceptando su uso. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador. Ver más